La canción del navegante

13 noviembre 2008

Dijiste

Filed under: Poemas — quieroserpoeta @ 9:28 pm
Tags: , ,

La flor que jamás pudo ser regalada

Me dijiste que no
y de mis ojos surgieron lágrimas;
de mi boca, gritos de dolor;
y mi corazón empezó a sangrar,
sangre por todas partes,
sangre a borbotones.

Me dijiste que no…
Amargura, dolor, desesperación,
tristeza, agonía, melancolía,
en definitiva, desesperación.
¿Por qué?, me pregunté, ¿por qué?

Lloré y sangré,
y mis ojos se secaron de lágrimas
y mi corazón se quedó sin una gota de sangre.
Dolor, sólo dolor, ¿y por qué?

Soy el no que ansía el sí,
que se conforma con un tal vez
y que busca el cómo, el cuándo
y el por qué.

Mi corazón hueco sigue unido a ti,
un hilo de infinitud que nunca recorreré,
un camino oscuro que no atravesaré,
un amanecer tenue que no llegaré a ver.

¿Y por qué? Quizás no sea el no,
el no que ansía el sí.
Creo que soy la pregunta,
la pregunta que flota en el aire y no halla respuesta,
la duda que existe sin tener un fin,
sin tener a nadie que la aclare.

Me pregunto y no me respondo,
y te amo, ¿por qué?
¿por qué?, ¿por qué?

Anuncios

19 octubre 2008

Poema de amor

Filed under: Poemas — quieroserpoeta @ 10:31 pm
Tags: , ,

Caminando entre las nubes
y encendiendo la mañana
te veo entre mis sueños.

La primavera duerme en tu sonrisa,
y es tu alegría
el canto de los pájaros,
el perfume de las flores,
el manto de la vida
y la luz del atardecer.

Pelean el viento y los rayos del sol
por poder acariciar tu cara;
luchan las aguas de los ríos
y las corrientes de los mares
por besar tus labios de rubí;
compiten los pajarillos, los ruiseñores y las palomas
por poder posarse en tus manos
y sentir la fina piel de tus dedos.

Vestida con hilos de plata
paseas por el Edén de los cielos;
y las rosas del camino,
rebosantes del rocío matinal,
derraman diamantes y zafiros
cuando por su lado pasas.

No hay sonidos en el mundo
que rocen tan suavemente al alma
como cada una de tus palabras,
y no hay néctar en el mundo
tan dulce y tan sabroso
como el que fluye de tus labios.

Bella, perfecta, encantadora,
así eres,
diosa del Olimpo,
lucero del cielo,
flecha del amor
y reina del Edén.

Tú gobiernas mi mundo,
tú gobiernas mis sueños,
tú gobiernas mi vida.

Simplemente, te quiero.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.