La canción del navegante

18 noviembre 2008

Soy fea

Filed under: Reflexiones — quieroserpoeta @ 6:09 am
Tags:

Una gran injusticia

Alza un poco la mano derecha y se alisa el flequillo, intentando prestar atención a la conversación que su amiga de toda la vida le está brindando: ropas, amistades, chicos, a saber. Asiente mientras sostiene su cubata en un vaso ancho, esbozando un sonrisa a ratos sinceras a ratos forzada. Es otra madrugada de Sábado en aquel pub, otra noche de fin de semana en la que vuelve a jugar a ser la chica interesante y pícara que desearía tener en sus brazos cualquier hombre del local, otra obra de teatro con burdas máscaras en la que hace de actriz principal y sus pocas amigas solteras hacen de artistas invitadas. Soberana en su firmeza y su pose lanza miradas de fingida indiferencia a la multitud sin saber bien qué está buscando o a quién está esperando. La música del momento hace de maremoto que arrasa con las palabras a su paso, emponzoñando un aire ya de por sí saturado de tabaco y soledad, su soledad.

La imagino comprando el conjunto que lleva días o semanas antes, entrando en una u otra tienda y desviviéndose por encontrar alguna prenda que favoreciese la poca belleza que la madre naturaleza, con su tiranía y crueldad características, le otorgó al nacer. La veo horas antes de salir en su casa, sacando del armario sus prendas, tendiéndolas sobre su cama y pensando en si por fin esa será la gran noche en la que conocerá al príncipe azul de su cuento de hadas particular. Tiene veintidós o veintitrés años y no sabe lo que es amar y ser amada, desconoce el calor de una mano o el dulce sabor de un beso en los labios, no atisba a comprender qué se siente al compartir su cuerpo desnudo con otro bajo unas sábanas. Su vida hasta la fecha ha estado llena de tardes de Otoño grises, versos sin su nombre y San Valentines baldíos de rosas y cartas de amor. Ahora, en el pub, percibo cómo el maquillaje que parapeta su corazón tiembla al retener la desilusión que lo consume, aquella que apura los minutos de reloj manteniendo la esperanza.

Una amiga saluda a ambas a lo lejos y levanta una cámara de fotos. Ella saluda con la mano, abraza a su amiga por los hombros y posa intentando esbozar la mejor de sus sonrisas, víctima de una escena no exenta de triste patetismo: hace lo posible y lo imposible para que algún hombre se fije en ella pero intuye que sus esfuerzos son en vano pues en el pub hay otras chicas mucho más guapas. Aquí y allá pasean jóvenes casi sacadas de la pasarela Cibeles, divinas en sus vestidos Vogue y sus tacones de mujer fatal, sobradas de soberbia y egoísmo a la vez que carentes de humanidad y respeto. Maestras en el arte del desprecio esperan para sí mucho más que un mero príncipe azul con jornada laboral de diez horas y sueldo mileurista: esperan un auténtico príncipe con corcel blanco y palacio de ensueño, lo menos que se merecen unas princesas como ellas. Ellos, sentados a la barra o en pie, intentan cortejar a las Barbies de saldo simulando el movimiento de los pavos reales cuando despliegan sus plumas, empecinados en su ceguera y su idiotez, obviando injustamente la presencia de una pobre chica que no busca más que cuatro palabras educadas que le permitan soñar despierta.

Pasa el tiempo y el local se va vaciando, dejando tras de sí un suelo de cristales rotos, punzantes como la pena que la aflige. Es hora de volver al hogar, de reencontrarse con su cama vacía y sus pañuelos de papel cargados de lágrimas. La chica y su amiga se levantan y comienzan a caminar con paso apresurado, cruzando el pasillo hacia la puerta como quien huye de un túnel oscuro lleno de terror y fantasmas. Yo la miro mientras se marcha, maldiciendo lleno de rabia al inventor de este mercado donde las brujas siempre ganan y las hadas están condenadas a perder eternamente.

Anuncios

21 comentarios »

  1. Me sorprende ver cómo algunas chicas son tratadas como feas cuando no lo son para nada (sirva de ejemplo la que me inspiró este texto). Supongo que son los daños colaterales de una seducción por desgracia cada vez más rendida al culto al cuerpo. ¿Es que nadie comprende que el cuerpo envejece mientras los valores perduran? En fin, paciencia.

    Abrazos por doquier.

    Comentario por quieroserpoeta — 18 noviembre 2008 @ 6:19 am

  2. Me gusto esto que escribiste. Me causa ternura.

    Saludos!

    Comentario por artemiza — 18 noviembre 2008 @ 7:01 am

  3. Ha sido lo primero que he leido esta mañana y la verdad es que me ha dejado sin palabra. Esto pasa, todas las noches y todos los dias, pero por las noches se ve más y eso que de noche todos los gatos son pardos.

    Ves a chicas super divinas, de mirame pero no me saludes que yo he venido solo para que me vean esperando que se les acerque el típico guaperas de gimnasio que de tento darle a los anabolizantes se le ha derretido el cerebro.
    Mientras los chicos y chicas normales, los que si se preocupan por las cosas importentes d ela vida y no por el ultimo mopdelito de Sara Yesica parker o por el ultimo ejemplar de Pioner-The album, las miran con cierta envidia sin saber que ellas y ellos son solo fachada vacias de sentimientos.

    Gracis por tus palabras cargadas de razón.

    BUENOS DIASSS

    Comentario por CASIOPEA — 18 noviembre 2008 @ 7:11 am

  4. Llevas razón.Pero seguro que esta “fea” acabará encontrando el amor de su vida que vivirá plenamente feliz.Ya sabes,”la suerte de la fea la guapa la desea”.
    Lo que sí es triste es que sólo miren la fachada y no miren más el interior o lo que te puede dar esa persona.
    Personalmente,siempre me han gustado los feos.

    Comentario por S. — 18 noviembre 2008 @ 8:47 am

  5. Me parece que todo está en la actitud. He conocido personas feísimas, pero que tienen una actitud como si fueran muy guap@s y de verdad se lo creen y te lo crees.

    A un@ fe@ que le hayan dado cariño de chiquit@, será un@ tip@ segur@ de sí mism@ y ni se le notará lo feo.

    Besos bonitos

    Comentario por Coro — 18 noviembre 2008 @ 3:17 pm

  6. Hola! Tan poético como de costumbre. Me ha molado el texto, oyes!! Las chicas y chicos guapos no tienen que hacer ningún esfuerzo en la vida, pues lo tienen todo hecho. Por lo tanto, suelen ser insípidos y poco interesantes. Sin embargo, hay otras personas que sí se esfuerzan por ser simpáticas y terminan resultando más guapas en un sentido que va más allá del físico.

    Comentario por Natalia — 18 noviembre 2008 @ 4:45 pm

  7. El amor siempre llega..

    Un gran amigo mio decía siempre esta frase: “Siempre hay un tiesto para una maceta”. Lo decía y se reía. Y yo me reía con él. Porque es verdad, el amor existe para todos..

    Un saludo, jefe.. (qué tú si que eres un jefe.., je je)

    Comentario por eigual — 18 noviembre 2008 @ 7:08 pm

  8. y pensar que hay problemas, que son verdaderamente preocupantes…No, la cuestión no es ser fea o ser guapa, el problema es la sociedad (me incluyo)que poco a poco nos hemos corrompido y frivolizado de una manera abismal.
    Yo considero que lo que portamos es una mera carcasa que nos ha tocado, para bien o para mal debemos aceptarla, y aunque suene tópico, sino hay alma en cada ser, no hay personas, seremos así, meros transeúntes vagando en este planeta minúsculo, repitiendo de manera aleatoria un pasado, para volver a empezar una comedia inútil que corre hacia la nada.
    Que superficiales podemos llegar a ser, sin ver más allá que nuestras propias miras. Triste no?
    Me resulta irrisorio que casi todo el mundo, cuando sale, valla con un propósito adjunto a su piel. Le llaman algo así como salir de caza. Este es el supuesto progreso que hemos experimentado, pero yo creo que este aparente avance nos hace ver, que como seres humanos (no todos) hemos retrocedido ingentemente.
    Gente superflua, carente de escrúpulos y sin alguna meta en su camino.
    Saludos Navegante.

    Comentario por Shandy_7 — 18 noviembre 2008 @ 7:17 pm

  9. Vivimos en la sociedad de consumo, y la idea ha calado tanto que incluso las personas somos meros anuncios publicitarios de nosotros mismos.

    Nos promocionamos, intentamos dar nuestra mejor cara para vendernos mejor y esto solo ha creado un “mercado” donde el producto atractivo es el que tiene salida aunque sea malo, mientras el producto modesto, el que no tiene marca ni llama la atención por muy bueno que sea, se queda en un estante a la espera de que alguien quiera probarlo.

    Es una de las analogías más raras que he hecho en mi vida.

    Me gustó mucho tu historia, pero eso ya no es novedad 🙂

    Un abrazo ^^

    Comentario por azulperfecto — 18 noviembre 2008 @ 7:21 pm

  10. Lo describes exacto amigo y de forma muy bella esta realidad triste. Sabes cuál es la pena? que cada tanto otros varones me comentan igual que tú, y siempre les pregunto lo mismo, “pues por qué no te le acercaste y preguntaste solamente Hola ¡que tal tu día?”. Y cual Rupert Everett en “La boda de mi mejor amigo” pensar -mientras les invitan a bailar- “Qué demonios, la vida sigue¡ quizá no habrá matrimonio, quizá no habrá sexo, pero por Dios, seguro que habrá baile¡”. Pienso que un momento de esparcimiento no hace mal a nadie y bien a muchas.- Aunque sé que también pega fuerte el qué pensará el entorno, no? Que tengo un hijo varón de 15 años y algo conozco de este asuntillo y según su panda, las feas no van al cielo y tampoco quedarás tú “quemado” frente al grupete por bailar con ella. En fin, cosas que ocurren que dudo cambien. Un beso para tí

    Comentario por zulymaruy — 19 noviembre 2008 @ 1:57 am

  11. Pfffff, respuesta tocho. Vamos a ello.

    Artemiza: Tú me causas ternura a mí, lo dejamos en empate 🙂

    Casiopea: El tiempo termina poniendo las cosas en su sitio. Yo me partiré de risa cuando esas ‘divas’ vean lo que han hecho con sus vidas (no hay príncipes para todas).

    S.: Claro que encontrará a su amor pero tampoco creo que sea necesario provocarle complejos y/o desviaciones del yo antes de conseguirlo. Al que se enamore de la chapa mal futuro le auguro.

    Coro: Una cosa es la belleza y otra el atractivo. Yo me considero ejemplo de tipo nada guapo pero atrayente. El problema está cuando en el atractivo se excluye la personalidad.

    Las modelos que se ven en discotecas surgen de la educación atrofiada que les han dado unos padres incapaces de negarles un capricho. El exceso de ‘cariño’ genera monstruos sin compasión.

    Natalia: Las chicas y chicos guapos lo tiene todo hecho hasta poco más de los 30. Son como los deportistas, dependen de su juventud para ir labrándose el día de mañana. Luego al envejecer vienen las depresiones porque ven que otros y otras más jóvenes les toman el relevo.

    Eigual: Yo en mi pueblo he oído otra versión, ‘siempre hay un tiesto para una mierda’. Me quedo con la tuya, es mas higiénica 🙂

    Shandy_7: Totalmente cierto. Yo salgo para divertirme y tomarme unas copas, lo que tenga que surgir ya surgirá. Vivimos el triunfo del individualismo y con las nuevas tecnologías la cosa va a ir a peor, eso lo tengo clarísimo.

    Azulperfecto: ¡Bingo! No lo habría dicho mejor, es la diferencia entre el producto bien publicitado y mediocre y el de marca blanca con calidad demostrable. De todos modos queda todavía gente normal y razonable.

    Zulymaruy: Yo no le niego la palabra a nadie por su físico. Es más, la idea de acercarme la tengo bien presente, otra cosa es que mi estado ‘etílico’ me deje en ridículo si lo hago. Quedan muchas noches por delante.

    Sin más, muchos saludos, besos, abrazos y lo que se tercie. A vuestra ebtera disposición sigo.

    Comentario por quieroserpoeta — 19 noviembre 2008 @ 6:31 am

  12. Muy bien escrito, coincido con los demás comentarios. La imagen que se desprende de tus palabras me parece una escena de teatro, donde cada cúal ha de representar un papel previamente establecido y actuar según unas normas…Pero es que, tachan! parece que ésa es nuestra sociedad, donde son pocos los que se muestran tal y como son y cambian su guion. Luego repito, bien escrito y dando en el clavo.

    Comentario por atlanthis — 21 noviembre 2008 @ 1:16 pm

  13. Estilosamente deprimente, sin más. Y por eso me gusta. También me ha hecho pensar el texto en si muchos jovenes no saldrán “de marcha” solo porque se supone que es lo que hay que hacer… A mí ese ambiente hace ya años que me de dprime, y ya no me apatece emborracharme..

    saludos.

    Comentario por jordim — 22 noviembre 2008 @ 12:47 am

  14. Atlanthis: O aceptas las reglas del juego o creas tu propia isla y te autonombras Robinson Crusoe. A mí me asquea ver cómo hombres y mujeres que son agradables de día se transformar al entrar en una discoteca.

    Jordim: Yo en las discotecas veo más soledad que ganas de ‘pillar cacho’. De todas maneras entre la basura hay perlas que bien merecen ser encontradas.

    Saludos a tod@s.

    Comentario por quieroserpoeta — 22 noviembre 2008 @ 4:51 am

  15. Hola!!

    Me ha gustado mucho tu forma de escribir, parecía que estaba leyendo un trozo de una novela… me ha resultado un poco triste, a veces somos injustos y egoistas… es una pena 😦

    Siento la ausencia… pero estoy un poco liada con las clases…

    Besos!
    Eva

    Comentario por Artemisa — 28 noviembre 2008 @ 11:35 pm

  16. Hola Navegante.
    Vine a saludarte, hace días que no sales de la nube donde te ocultas… espero te encuentres bien.

    Saludos.

    Comentario por artemiza — 29 noviembre 2008 @ 12:05 am

  17. Artemisa: Yo sí que ando prófugo y eso que ahora no estoy trabajando. Tus elogios me halagan ‘jamía’.

    Artemiza: Lo siento, he descuidado un poco mi blog y el de los demás. Voy raudo a ponerme al día.

    A las lectoras en general: Sobra decir que para mí sois todas guapísimas. Uno que os ve con buenos ojos 🙂

    Besos a ellas y abrazos a ellos.

    Comentario por quieroserpoeta — 1 diciembre 2008 @ 3:55 am

  18. Preciosa entrada, una pasada. Muy bien descrito el sentimiento, es la realidad.

    Lamentablemente, todos -unos más y otros menos- nos dejamos llevar por la imagen, la vista… los ojos “juegan” primero y no hay nada que hacer contra eso. Luego… otros sentidos nos animan a seguir o no…

    Felicidades por tu blog, es de lo mejor de la red.

    Feliz Año Nuevo.

    Comentario por noquierosertunovia — 4 enero 2009 @ 7:58 pm

  19. ohh esta muy bueno el texto nunca habia leido algo como esto
    definitivamente creo que tus palabras
    son ciertas
    todos los dias suceden cosas como estas
    ya que el ser humano muy pocas veces se fija en las personas mirandolas desde el corazon hacia fuera
    ya que claro esta las hormonas
    no son controladas

    en serio muy bueno el texto

    Comentario por maritza — 11 mayo 2009 @ 12:42 am

  20. Maritza, en un pub o discoteca lo que menos importa es la personalidad. Claro que se mira el interior…el interior de lo que oculta la ropa, ya me entiendes. Esta es tu casa, bienvenida.

    Comentario por quieroserpoeta — 18 mayo 2009 @ 2:36 am

  21. maldita sociedad… son todos iguales…
    sobre todo los hombres…dejan de pensar cuando ven una pollera corta o tan solo piel…
    porque claro.. si esta tiene ojos claros y es rubia, es mejor que esta que es morocha y esta vestida decentemente, y porque ademas respetuosamente espera lo que deberia ser, que un hombre de la iniciativa, de verdad.. hoy en dia son los hombres tan maleducados, ke en ves de invitar a una chica a bailar o algo asi, esperan que los inviten a ellos, ke poca mente por dios… ojala algun dia se den cuenta, lo valiosas ke somos las mujeres, no solo las putas baratas,(ke los usan y los tiran) sino las que esperan la iniciativa, las que tienen ese sentimiento horrible, a ver si se dan cuenta de que son mejores personas…

    Comentario por leila — 13 julio 2009 @ 1:41 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: